2 abr. 2011

no se trata de odiar

Odio los fastidiosos lunes, creo que no deberían existir, pero claro, entonces odiaría los martes, y asi sucesivamente hasta quedarnos sin días. Odio los días que no sale el sol pero tambien odio los dias en los que sale demasiado. Odio el puto despertardor que suena a las 6:30 de la mañana pero odio levantarme a las 2 de la tarde. Odio mi estupidez pero odio mi amabilidad. Odio las mañanas de resaca pero odio quedarme en casa por la noche. Odio madrugar pero como tambien odio acostarme pronto. Odio estudiar y odio suspender. Odio a la gente que presume demasiado de lo que tiene pero odio a la que no presume nada, cuando tiene mucho.Odio salir de casa y ver que se me ha olvidado el MP3 pero odio tener que colocarmelo, para que no se caiga. Odio los numeros pero tambien las letras. Odio las despedidas y las cosas que deberíamos decir y callamos. Odio el dia en el que para comer hay fideos y odio mas aun eso, si es verano. Odio el dia que no lo paso con ellas pero puedo acabar odiandolas si paso demasiado con ellas. Odio que Mario Casas no venga a recogerme con un ferrari para ir a Londres y decirme lo mucho que me quiere por el camino. Odio las jodidas uvas de Nochevieja con las que siempre me atraganto pero odio la gente que no come uvas por Nochevieja. Odio el perro que se comio mis deberes y me pusieron un negativo por su culpa. Odio las cosas que no me dara tiempo ha hacer en la vida y los putos kilometros que me separan de ellos. Odio a la que va por ahí con aires de superioridad y no mide ni metro y medio. Odio muchas mas cosas, pero es que tambien odio escribir tantas veces la palabra “odio"